Probióticos para adelgazar

Además de todos los beneficios conocidos que aportan los probióticos para la microbiota intestinal y, en consecuencia, para el resto del organismo, algunas cepas probióticas han mostrado también su capacidad para controlar nuestro nivel de grasa corporal y el consiguiente control de peso

Manzanas con probióticos para adelgazar

Beneficios de los probióticos

En el mundo de la salud y el bienestar, los probióticos se han convertido en uno de los productos más demandados para todo aquel que quiere, de forma proactiva, tener una vida más saludable.

Ya sabemos que estos probióticos son bacterias intestinales buenas que nos aportan beneficios mediante una mejora de nuestra salud intestinal y el fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico. Con la ingesta de probióticos, conseguimos tener un microbioma intestinal equilibrado, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades como la disbiosis intestinal, el SIBO o de que tengamos un aumento de la permeabilidad intestinal, con las consecuencias negativas que conlleva.

Pero además de estos beneficios, desde hace unos años, se están desarrollando estudios clínicos que demuestran el uso de los probióticos para adelgazar.

¿Cómo ayudan los probióticos a bajar peso?

Aunque cada vez se hacen más estudios clínicos sobre el efecto de los probióticos para controlar la cantidad de grasa corporal y el control de peso, la realidad es que actualmente no está aún perfectamente claro cuál es el mecanismo de acción que ejercen en nuestro organismo.

Lo que se ha visto hasta ahora es que existen básicamente tres mecanismos de acción para la reducción de peso mediante probióticos:

  • Reducción de la absorción de grasa
  • Disminución del apetito
  • Reducción del acúmulo de grasa en adipocitos

De esta forma, con estos probióticos se consigue eliminar grasa abdominal y como consecuencia, bajar peso

Reducción de la absorción de grasa

Algunos de los últimos estudios revelan que uno de los mecanismos de acción se basa en que determinadas cepas probióticas reducirían la absorción de grasa a nivel intestinal y promoverían su eliminación a través de las heces. Así, nos encontramos con la cepa Lactobacillus gasseri SBT2055 cuyo mecanismo de acción es precisamente ese, según un estudio clínico realizado (1).

Disminución del apetito

Mujer no come para adelgazar

Sabemos que uno de los efectos beneficiosos más estudiados en los probióticos es su capacidad para sintetizar ácidos grasos de cadena corta (SCFAs), unas moléculas de gran importancia para disponer de la energía necesaria en el sistema digestivo.

Pues bien, otras de las formas en las que se ha visto que los probióticos ayudan a regular el peso y el nivel de grasa corporal y visceral es gracias a estos ácidos grasos de cadena corta (SCFAs) producidos por los probióticos.

Estos ácidos, además de su función energética, estimulan también la liberación de dos hormonas, en concreto el Péptido Similar al glucagón-1 (GLP-1) y el Péptido YY que a su vez actúan sobre el centro del hambre, reduciendo el apetito y aumentando la saciedad (2).

Reducción del acúmulo de grasa en adipocitos

Otro mecanismo de acción de los probióticos consiste en la reducción del tamaño de los adipocitos (las células de nuestro cuerpo que se encargan de almacenar la grasa) y de esta forma reducir el acúmulo de grasa general en el organismo e incrementando la oxidación de ácidos grasos. Esto lo hacen mediante la estimulación de la síntesis de una proteína denominada Angiopoietin-like 4 (ANGPTL4) que a su vez inhibe la Lipoproteína lipasa que es la responsable de la conversión de los triglicéridos en ácidos grasos (2).

Este mismo mecanismo de acción a través de la proteína Angiopoietin-like 4 (ANGPTL4) quedó también demostrado en un estudio realizado con el probiótico Lactobacillus paracasei donde demostraba el incremento de esta proteína y su relación con la reducción de grasa acumulada, de forma que la modificación de la microbiota intestinal puede hacer actuar sobre el almacenamiento de la grasa en nuestro cuerpo (3)

¿Cuáles son los mejores probióticos para adelgazar?

Probióticos para perder peso

Si nos hemos propuesto perder peso, en primer lugar, hay que tener en cuenta que no todos los probióticos han mostrado esta capacidad de regulación de la grasa abdominal, corporal y visceral, sino que son solo algunas cepas en particular.

Estos probióticos los podemos ingerir a partir de alimentos, con la dieta, o bien, mediante suplementos probióticos que tenga en su fórmula al menos alguna de las cepas que mencionamos en este artículo. Es importante no confundir los conceptos de especie y de cepa.

Ya sabemos que los efectos beneficiosos de los probióticos suelen ser cepa dependiente, es decir, que incluso bacterias de la misma especie pueden tener efectos distintos según la cepa de la que se trate.

Entre los numerosos estudios realizados, hay algunas cepas que han mostrado su eficacia en la reducción de peso, entre ellas están:

El mejor probiótico para adelgazar: Microbiot Fit con BPL1 (Bifidobacterium animalis subsp. lactis CECT 8145)

De entre todos los probióticos, la cepa BPL1 CECT 8145 Bifidobacterium animalis subsp. lactis es una de las más estudiadas por su efecto en el control de la grasa abdominal y visceral, y como consecuencia, un control sobre la pérdida de peso. Se trata de una cepa registrada y patentada por ADM (Archer Daniels Midland) , una compañía norteamericana dedicada a suplementos nutricionales. Los estudios realizados sobre Bifidobacterium animalis subsp. lactis (BPL1) CECT 8145 para el control del peso han sido llevados a cabo por expertos científicos españoles pertenecientes a ADM España.

Microbiot fit, para qué sirve

Microbiot Fit es un suplemento probiótico diseñado específicamente para ayudar en el proceso de adelgazamiento. Este producto contiene una única de cepa de bacterias beneficiosas que pueden promover la pérdida de peso de manera saludable, en concreto Bifidobacterium animalis subsp. lactis (BPL1) CECT 8145.

¿Cómo funciona Microbiot Fit? El consumo de Microbiot Fit puede ayudar a equilibrar la microbiota intestinal, que es el conjunto de microorganismos que residen en nuestro intestino. Un desequilibrio en la microbiota puede estar asociado con el aumento de peso y la dificultad para perderlo. Microbiot Fit puede mejorar esta situación al aumentar la presencia de bacterias beneficiosas, lo que puede tener un impacto positivo en el metabolismo y la digestión de los alimentos. La cepa BPL1 interviene sobre ciertos procesos metabólicos relacionados con el metabolismo de los hidratos de carbono que conducen a una reducción de la grasa corporal.

Beneficios de Microbiot Fit: Además de ayudar en la pérdida de peso, Microbiot Fit puede ofrecer otros beneficios para la salud. Estos incluyen mejorar la función intestinal, fortalecer el sistema inmunológico y reducir la inflamación. Al mejorar la salud del intestino, Microbiot Fit puede contribuir a una mayor absorción de nutrientes y a una mejor digestión.

¿Cómo tomar Microbiot Fit? La dosis habitual es de una cápsula al día, preferiblemente con el estómago vacío o antes de una comida. Para obtener los mejores resultados, se sugiere combinar el uso de Microbiot Fit con una dieta equilibrada y ejercicio regular.

Microbiot Fit en España

En el mercado, podemos ver que Bifidobacterium animalis subsp. lactis (BPL-1) forma parte de la fórmula del conocido producto probiótico Microbiot Fit del laboratorio mexicano Columbia. Un producto con mucho éxito en México, aunque también se puede encontrar en España bajo el nombre de Metabeel o también como Proakk BPL1. El precio de Microbiot Fit o el Proakk BLP1 oscila entre 25 – 50 € o dólares americanos.

PROAKK 60 CAP
Precio: 46,22 € (4,62 € / 100 g)

La ingesta de esta cepa, mejora los datos antropométricos de marcadores de presencia de grasa, especialmente en mujeres. Esta reducción de grasa abdominal viene acompañada con un incremento de la bacteria Akkermansia muciniphila, una bacteria muy importante en el proceso intestinal y que parece estar relacionada en el control de la grasa corporal (4).

Lactobacillus gasseri

Otros de los grandes conocidos. Lactobacillus gasseri es un probiótico muy estudiado y presente en numerosos suplementos probióticos.

En concreto, la cepa Lactobacillus gasseri SBT2055 ha demostrado una reducción de la grasa abdominal al reducir la capacidad de absorción de lípidos, facilitando su excreción a través de las heces (1).

Sobre esta misma cepa Lactobacillus gasseri SBT2055 hay otros estudios que confirman la bajada de la grasa abdominal, grasa visceral así como una reducción de cintura y del índice BMI (8)

Bioserum Litrip Gasseri 30Cap. 100 g
Precio: 19,90 €
Ahorras: 0,71 € (3%)

Lactobacillus rhamnosus

Esta especie probiótica es muy conocida y frecuente entre los suplementos probióticos que podemos encontrar en el mercado. Pues bien, Lactobacillus rhamnosus también tiene esta capacidad para la reducción de peso y control de la obesidad. Así se demostró en un estudio con 153 participantes, destacando esta pérdida de peso en mujeres frente a los participantes del género masculino, que apenas experimentaron cambios (6).

Lactobacillus fermentum y Lactobacillus amylovorus

Con estos dos probióticos, con los que se preparó un yogur, se realizó un estudio clínico (5) durante 6 semanas que trajo como resultado una pérdida de grasa corporal de un 3 % y un 4 % respectivamente entre las personas participantes que tomaron estas cepas frente a aquellos que tomaron placebo. De estas dos cepas, Lactobacillus fermentum es muy frecuente encontrarla en suplementos probióticos, mientras que la especie Lactobacillus amylovorus es mucho menos conocida.

Lactobacillus sakei 

Este probiótico, un derivado del Kimchi, no es muy frecuente entre los suplementos que podemos encontrar en el mercado, pero también demostró su capacidad en la reducción de la obesidad, según los resultados obtenidos en este otro estudio (7).

Si quieres perder peso, prueba a adelgazar con estos probióticos y sigue las dosis recomendadas. Pero no te quedes solo ahí y evita los malos hábitos. Una nutrición adecuada, comer bien, dietas saludables y practicar ejercicio siempre te vendrá bien para tu salud.

Otros Artículos Publicados

(1) Ogawa A, Kobayashi T, Sakai F, Kadooka Y, Kawasaki Y. Lactobacillus gasseri SBT2055 suppresses fatty acid release through enlargement of fat emulsion size in vitro and promotes fecal fat excretion in healthy Japanese subjects. Lipids Health Dis. 2015 Mar 20;14:20. doi: 10.1186/s12944-015-0019-0. PMID: 25884980; PMCID: PMC4391304.

(2) Wiciński M, Gębalski J, Gołębiewski J, Malinowski B. Probiotics for the Treatment of Overweight and Obesity in Humans-A Review of Clinical Trials. Microorganisms. 2020 Jul 29;8(8):1148. doi: 10.3390/microorganisms8081148. PMID: 32751306; PMCID: PMC7465252.

(3) Aronsson L, Huang Y, Parini P, Korach-André M, Håkansson J, Gustafsson JÅ, Pettersson S, Arulampalam V, Rafter J. Decreased fat storage by Lactobacillus paracasei is associated with increased levels of angiopoietin-like 4 protein (ANGPTL4). PLoS One. 2010 Sep 30;5(9):e13087. doi: 10.1371/journal.pone.0013087. PMID: 20927337; PMCID: PMC2948012

(4) Pedret A, Valls RM, Calderón-Pérez L, Llauradó E, Companys J, Pla-Pagà L, Moragas A, Martín-Luján F, Ortega Y, Giralt M, Caimari A, Chenoll E, Genovés S, Martorell P, Codoñer FM, Ramón D, Arola L, Solà R. Effects of daily consumption of the probiotic Bifidobacterium animalis subsp. lactis CECT 8145 on anthropometric adiposity biomarkers in abdominally obese subjects: a randomized controlled trial. Int J Obes (Lond). 2019 Sep;43(9):1863-1868. doi: 10.1038/s41366-018-0220-0. Epub 2018 Sep 27. PMID: 30262813; PMCID: PMC6760601.

(5) Jaclyn M. Omar, Yen-Ming Chan, Mitchell L. Jones, Satya Prakash, Peter J.H. Jones, Lactobacillus fermentum and Lactobacillus amylovorus as probiotics alter body adiposity and gut microflora in healthy persons, Journal of Functional Foods, Volume 5, Issue 1, 2013, Pages 116-123, ISSN 1756-4646,
https://doi.org/10.1016/j.jff.2012.09.001.

(6) Sanchez M, Darimont C, Drapeau V, Emady-Azar S, Lepage M, Rezzonico E, Ngom-Bru C, Berger B, Philippe L, Ammon-Zuffrey C, Leone P, Chevrier G, St-Amand E, Marette A, Doré J, Tremblay A. Effect of Lactobacillus rhamnosus CGMCC1.3724 supplementation on weight loss and maintenance in obese men and women. Br J Nutr. 2014 Apr 28;111(8):1507-19. doi: 10.1017/S0007114513003875. Epub 2013 Dec 3. PMID: 24299712.

(7) Lim S, Moon JH, Shin CM, Jeong D, Kim B. Effect of Lactobacillus sakei, a Probiotic Derived from Kimchi, on Body Fat in Koreans with Obesity: A Randomized Controlled Study. Endocrinol Metab (Seoul). 2020 Jun;35(2):425-434. doi: 10.3803/EnM.2020.35.2.425. Epub 2020 Jun 24. PMID: 32615727; PMCID: PMC7386112.

(8) Kadooka, Y., Sato, M., Ogawa, A., Miyoshi, M., Uenishi, H., Ogawa, H., . . . Tsuchida, T. (2013). Effect of Lactobacillus gasseri SBT2055 in fermented milk on abdominal adiposity in adults in a randomised controlled trial. British Journal of Nutrition, 110(9), 1696-1703. doi:10.1017/S0007114513001037

Deja un comentario

Send this to a friend