¿Qué son los probióticos?

Desde la primera definición de 1.965, el concepto de Probióticos ha ido cambiando a lo largo de los años hasta su última definición de 2.001, cuando un panel de expertos auspiciados por la OMS y la FAO definieron Probióticos como “microorganismos vivos que cuando se consumen en cantidades apropiadas confieren al huésped efectos saludables”(1). Esta definición sigue siendo en la actualidad la aceptada por la comunidad científica.

(1)Informe de la Consulta de Expertos FAO/OMS sobre Evaluación de las Propiedades Saludables y Nutricionales de los Probióticos en los Alimentos, incluida la Leche en Polvo con Bacterias Vivas del Ácido Láctico 2001

Probióticos y Prebióticos

El término “Probiótico” significa “pro-vida” y con él nos referimos a todos aquellos microorganismos que ejercen una función beneficiosa en nuestro organismo.

No debemos confundir Probiótico (microorganismos) con Prebiótico (carbohidratos que utilizan los microorganismos)

No debemos confundirlo con “Prebiótico” ya que en este último caso nos referimos a hidratos de carbono o fibra dietética que será utilizada por los microorganismos para alimentarse a partir de ella. Es decir, los prebióticos actúan de sustrato para los probióticos, algo así como si fuera su “gasolina”.

Origen de los Probióticos

Los orígenes de los probióticos se remontan a hace más de un siglo, cuando el científico y premio Nobel Elie Metchnikoff (1845-1916) descubrió que poblaciones consumidoras de un tipo de leche fermentada tenían una longevidad mayor que el resto de la población.

Elie Metchnikoff
Elie Metchnikoff

Más adelante, un pediatra francés, Henry Tissier, observó unas bacterias con forma de “Y”, (es decir, forma bífida) presentes en heces de lactantes. Asimismo, observó que la cantidad de estas bacterias presentes en el organismo era menor en aquellos niños que presentaban episodios de diarreas. Tissier consiguió aislar esta bacteria con forma bífida, un Bifidobacterium

Por otra parte, en 1.917, el científico alemán Alfred Nissle consiguió aislar una cepa no patógena de Escherichia Coli a partir de las heces de un soldado alemán que, estando en una zona con gran prevalencia de shigelosis, él, a diferencia de sus compañeros, no presentaba ningún cuadro de diarrea.

Microorganismos más frecuentes en los probióticos

Las especies bacterianas más frecuentes en los probióticos actuales son:

  • Especies del género Lactobacillus (ej. L. casei)
  • Especies del género Bifidobacterium
  • Aunque en menor medida, también se utiliza la levadura Saccharomyces boulardii así como bacterias de la especie E. coli y otras del género Bacillus.
  • Especies de Streptococcus y Enterococcus.

Beneficios de los probióticos

Los beneficios que pueden aportar los probióticos pueden ser inespecíficos, específicos de algunas especies o incluso específicos de algunas cepas.

Entre estos beneficios que los probióticos aportan al organismo:

  • Generan una resistencia a la colonización de bacterias patógenas mediante un proceso de exclusión competitiva.
  • Acidifican el medio para crear un ambiente hostil que impida el crecimiento de especies patógenas.
  • Producen bacteriocinas que inhiben el crecimiento de patógenos
  • Favorecen la producción de ácidos grasos de cadena corta, (acetato, propionato y butirato) que favorecen la integridad de la membrana intestinal y le da aporte energético.
  • Favorece la regeneración del epitelio intestinal.
  • Regulación del tránsito gastrointestinal.
  • Contribuyen al entrenamiento inmunológico aumentando la secreción de inmunoglobulina A (IgA) y modulando el nivel de citoquinas.
  • Favorecen la tolerancia antigénica a antígenos alimentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar